Extravía Tus Sentidos en México…

 

…el paraíso de mil facciones del que enamorarse, donde perder la noción del tiempo y retrasar tu partida será el único requisito en tu apretado calendario. Un país a conocer profundamente, con el cual aprender que viajar en calidad de ¨común turista¨no es la elección correcta…

¨México, más allá de tus expectativas¨es el mensaje de batalla con el que juega el Consejo de Promoción Turística de México en su colorida página web. Detrás del anzuelo comercial, las atestadas playas de la costa caribeña y los evitables tours, hay más que pedazos dispersos de verdad en esta aseveración. No te das cuenta de cómo México va más allá de tus expectativas hasta que no has respirado los colores de su bandera, gozado la alegría de sus gentes y el aroma del querer volver a sus coordenadas te empieza a pasar factura con urgencia.

Desde Chihuahua, frontera con Texas en Estados Unidos, hasta Chiapas, frontera con Guatemala en el sur, y desde la costa del Pacífico a la del Caribe, la vasta tierra de México es poderosamente diversa. La segunda ciudad más poblada del mundo (Ciudad de México ostenta este título gracias a sus 24 millones de habitantes) comparte nación con tribus indígenas en las coordenadas de un país de arraigadas raíces culturales. Si dispuesto a engullir más, adelante…

México, oficialmente llamado Estados Unidos Mexicanos, es el quinto país más grande del continente americano, así como el catorceavo a escala mundial. Alberga la mayor población hispanohablante del planeta y la mayor proporción de indígenas en América. Su nombre viene del ¨nahuatl¨Mexhico, que significa ¨el ombligo de la luna¨ y las calles de su capital, Ciudad de México, sufren del espectáculo de 2.000 a 3.000 crímenes diarios.

Siendo tal mosaico de diferentes paisajes, culturas y realidades, el turista estándar no será capaz de cruzar la jungla de su belleza con éxito. Éste probablemente aterrizará sus chanclas en Puerto del Carmen, Cancún, y sorberá piña colada durante una semana. Quizá -pero sólo quizá- echará un ojo a las pirámides de Chichen Itzá -hoy por hoy una de las siete maravillas del mundo-; al fin y al cabo están cerca de los complejos turísticos y te permiten llevar de vuelta a casa alguna que otra exótica fotografía. Mientras la manada disfruta del sol y la opulencia del recreo, el susurro del encanto de México presenta sus secretos en algún otro paraje.

La verdad es que resulta difícil seleccionar qué visitar en México. Un calendario flexible en el diseño de rutas y la falta de preocupación sobre qué será lo siguiente en la lista se revelan más que necesarios. Definitivamente, algunas de las paradas que deberías marcar en tu circuito son el imperio azteca de Teotihuacán, las pirámides de Chichen Itzá, la inmensidad del Distrito Federal, la explosión de azul de las aguas del Caribe, la abrupta y bella costa del Pacífico y el cerro de la silla y la en forma y elegante población de la ciudad norteña de Monterrey, sin olvidar el vagar por la tonelada de pueblitos encantadores repartidos por el mapa.

Teotihuacan’s Aztec Pyramid of The Moon

Las incontables horas a transcurrir comiendo y bebiendo son un pack cultural supletorio de cumplimiento obligado: no llegarás a conocer México si no pierdes la cuenta del número de platillos locales que has probado y el número de colitis que has padecido debido a tu estómago ¨gringo¨(palabra que utilizan los mexicanos para referirse a los norteamericanos) poco acostumbrado al picante. Echarás de menos las ¨micheladas¨(una bebida compuesta de hielo, cerveza mexicana, jugo de lima natural, salsa inglesa, sal y salsa picante o ¨Valentina¨), créeme. Hay más piezas de arte culinario en la cocina mexicana que pies en una escolopendra: chiles, tacos, pozole, enchiladas, frijoles, sopes, quesadillas, tamales, gorditas, fritadas, chalupas…Y la lista sigue y sigue… Tampoco podemos olvidar el mítico tequila, licor nacional que originariamente se usaba como aperitivo y se bebe en ¨caballitos¨(vasos de chupito altos y estrechos) seguido del ritual de morder un trozo de lima.

México es también fértil en celebraciones culturales. El 16 de septiembre es el día nacional, en el cual se conmemora la independencia del país. El festejo comienza a medianoche con ¨el grito¨, el eufórico ¨¡Viva México!¨del presidente desde el Palacio Nacional después del repiqueteo de campanas. Fuegos artificiales prosiguen una noche colmada de banderas y motivos mexicanos. Otra festividad importante es ¨el día de los muertos¨, fusión del catolicismo y la religión de los pueblos mesoamericanos. En esta señalada fecha los mexicanos visitan los cementerios, adecentan y adornan las tumbas de sus fallecidos y crean altares en sus casas ofreciendo bienes, alimentos, bebidas, velas, incienso y flores -especialmente la llamada campasuchil- a los difuntos de la familia. El ¨pan de muerto¨, ¨dulce de calabaza¨y las golosinas de chocolate o azúcar con forma de calavera son muy populares en el periodo que rodea esta celebración. La cultura mexicana es una mezcla de lo antiguo, lo moderno y lo reciclado. La naturaleza diversa de sus elementos culturales, en opinión de muchos, es fuente de riqueza y autenticidad.

Como no todo es perfume de rosas en cualquier jardín, también conviene ser consciente de los peligros de México y andar con cautela. No importa el tamaño de tus espaldas, tu sexo o tu dominio del castellano…la gente sabrá leer en tu cara que eres extranjero. Y desafortunadamente ese hecho concreto, en cualquier país latinoamericano, puede significar peligro. Una de las principales preocupaciones de México como nación hoy por hoy es el crimen. De toda la superficie del país, Ciudad de México es el foco más peligroso debido a su alto índice de crímenes callejeros y secuestros. Información básica que puedes desconocer como extranjero abarca la recomendación de no coger nunca un taxi y ser consciente de que la policía es en su mayoría corrupta, siendo la ¨mordida¨una práctica habitual (la ¨mordida¨consiste en el pago de cierta suma de dinero al agente de policía para que te deje marchar libre de cargos y multas). Incluso si el corazón de Ciudad de México tiene el mismo número de habitantes que Nueva York, ésta primera cuenta con dos tercios de los agentes de policía de la segunda, los cuales ganan un cuarto de lla paga que reciben los neoyorquinos. Así, la mayor parte de los agentes mexicanos caen en la corrupcioón para aumentar sus ingresos y los niños de toda familia crecen interiorizando este concepto de seguridad comprada. Conviene por lo tanto estar alerta, tomar precauciones, estar bien informado sobre los suburbios que en los que no conviene adentrarse e incluso evitar las salidas después del atardecer. Sin embargo no todo el panorama es tan turbio como este párrafo precavido vaticina y algunas ciudades mexicanas gozan de gran seguridad callejera, como la central ciudad de Querétaro.

Ya sea desde lo alto de la pirámide del Sol en Teotihuacán, desde la magnífica plaza del Zócalo en Distrito Federal o desde las calientes arenas de la playa del Diamante en Acapulco, se puede apreciar la variedad de mensajes que México quiere compartir contigo. En cualquiera de sus aristas podrás sentir por qué México es denominado el ombligo de la luna.

~ by travelandramble on July 31, 2007.

One Response to “Extravía Tus Sentidos en México…”

  1. […] Madrid Vienés y el juego de jardines escondidos (Madrid) – New York a salto de ipod (New York) – Extravía tus sentidos en México (México) – Los secretos de la pirámide de la muerte (México) – Cuando el ensayo es mejor […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: