Las Miserias de La ‘Fiesta Nacional’

La tauromaquia, vestida de nacionalismo y adulterada tradición, deshonra a España

Pasear rodeando la probablemente más prestigiosa plaza de toros de España, Las Ventas (en Madrid), antes de entrar a ver un espectáculo ¨de arte¨taurino -como lo llaman- puede que encoja tu estómago y engorde tus nervios. Estés a favor o en contra del toreo, puede que en algún punto de tu estancia en España te pique el gusanillo de comprar un par de entradas para una corrida. ¨Diantres, es espectáculo nacional, ha de saber a cultura española, y por lo tanto ha de ser merecedor de visita¨, he escuchado alguna que otra vez.

Decididamente en contra del asunto taurino, nunca le di crédito a esta clase de argumentos. Hasta que un cruce fortuito de circunstancias me hizo sufrir un ataque de empatía (provocado por amistades visitando el país y el espíritu indulgente de turista), y decidí darle una oportunidad. ¨Si ha permanecido vivo durante tantas generaciones, en alguna sólida razón habrá de sustentarse¨; ¨No puedes juzgar algo sin conocimiento de causa¨; ¨Merecerá la pena verlo, aunque sólo sea desde un punto de vista antropológico¨. Éstas eran las principales razones jugueteando en el departamento lógico de mi cerebro encargadas de darme justificación y fuerza para asistir a una, mi primera y última, corrida de toros. bullfighting

En resumen. Encontré mi asiento, cegada por la plaga de colores nacionales -rojo y amarillo- por todas partes, y me dispuse a contemplar la belleza de la arena. Belleza considerada tal hasta que…

Primer toro. De seis. Dios mío, ¿seré capaz de aguantar? Sé positiva. Experimento antropológico. Tantísima gente gritando y aplaudiendo. ¿No se callarán? Ojalá no entendiera ni una palabra de castellano. Público. Semejantes sementales. Tan orgullosos y pavones. Tan sedientos de acción, de sangre y de sufrimiento. Oh no…tengo que apartar la mirada… Quédate quieta. Experimento antropológico. Banderillas. Triunfo en los rostros. Espada. No entra. Abucheo general para el torero. Marioneta. Otro intento. Abucheo. Espada. Torero. Toro. Espada.

Primer toro. Necesitó dos o tres largos minutos para morir, de un lado a otro de la arena. Andando despacio, escupiendo sangre a borbotones por el hocico y la boca, convulsionando, escupiendo más sangre, convulsionando, temblando, desplomándose sobre las patas delanteras, temblando, escupiendo, convulsionando, queriendo caer, morir, temblando, convulsionando, cayendo. Muriendo.

Primer toro. No voy a repasar el resto. De la parrilla de seis, aguanté cuatro con trabajado tesón; aprendí y viví el por qué estaba en contra del toreo, el por qué es una barbarie en toda regla y una vergüenza para una cultura con otra clase de riquezas.

La plaza de toros de Las Ventas tiene un aforo de 22.000 personas. El hecho de que 22.000 individuos (quítale los japoneses y coreanos de la plaza, quienes no aguantan ni dos sextos del espectáculo y asisten por afán turístico) disfruten viendo cuánto le cuesta a un toro morir en la arena es increíble, por no decir descorazonador y degradador del español pro-taurino como tal. Algunos expertos afirman que el ¨arte¨se disfruta deshaciéndose de las emociones. Muy bonito, neanderthal. Lástima que el toro sea real y el juego un deshumanizador asesinato (o seis, mejor aún). Por ¨amor al arte¨, y nunca mejor dicho.

Rodeada de fans de la tauromaquia y prestando atención a sus comentarios, me di cuenta aquel día de que hay un carácter muy español en el regocijo taurino. El gentío que invierte sus tardes en Las Ventas es un público muy visualmente ¨españolísimo de clase media-alta¨ y muy ¨españolista¨en maneras de ver la ¨fiesta¨(taurina) y la vida. Por qué vamos a hacer caso a la comunidad internacional y sectores nacionales que llevan oponiéndose a la tauromaquia desde siempre? Es una tradición cultural (¿?) a la par de los sacrificios en teatros griegos. Parece que no hemos evolucionado mucho desde entonces.

Una vergüenza para una nación que se las da de occidental.
Shame on España.

~ by travelandramble on October 15, 2007.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: