El Refugio Literario de Una Almohada Adoptiva

¿Un cuentacuentos, por favor? En Londres saben de lo más in del servicio de habitaciones

En Londres lo saben, en el hotel Andaz. Saben que ya no basta con traerte el desayuno hasta la puerta de tu habitación, ni dejarte el zumo de naranja y las fresas en la mesilla de noche. Ni siquiera venderte a módico precio un masaje que te saque del estrés de la ciudad de las gabardinas. No. Para ofrecer un excelente (y más importante, fuera de serie) servicio al consumidor lo in es romper moldes y crear ese sentimiento de hogar que muchos hogares ni tienen: no pueden arroparte y besarte en la frente, pero sí pueden leerte un cuento hasta que te duermas. Eso sí, el cuentacuentos cobra por hora.

El ´lector residente´ es el escritor y periodista Damian Barr, quien lee a pie de cama de cualquier huésped que solicita sus servicios. Barr define su oficio como una manera de mitigar el mal del viajero de paso, y la idea de este negocio literario tan poco común se le metió en el bolsillo cuando él mismo estaba en un hotel en diferentes coordenadas y descubrió que había olvidado sus libros. Nuevo oficio, a estrenar a nivel mundial, pero con normas éticas bien puestas:¨No me meteré en la cama con alguien para leerle un libro, yo me siento en una silla. No soy un prostituto literario¨, afirma Barr.

¿Un cuentacuentos, por favor?
Tendencia que saldrá de las habitaciones del hotel Andaz en la calle Liverpool…

~ by travelandramble on May 19, 2008.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: