Turquía: El Ojo de Dos Continentes

Articulo publicado en La Guía del Golfo, edición Octubre

Puede que en Florida todavía no se vean muchos, pero están conquistando a velocidad trepidante muchos otros rincones del planeta. Son la revolución fast food: un bocado de Oriente y otro de Occidente diente con diente, como su origen mismo. Son los kebabs. Existen Döner, Dürum, Şiş, Adana y Urfa; son aromáticos y sabrosos, el original de la réplica que ya se ve en tantos países.

Turquía juega un papel relevante en el escenario internacional hoy en día,por muchas otras razones además de la expansión de su gran pieza gastronómica. Es maldita y querida en Europa por su ya palpable y muy discutida entrada a la Unión Europea. Es debate y patata caliente en Medio Oriente por las controversias kurdas. Y es el puente al Caúcaso, Rusia y Oriente Próximo; el lazo entre el Este y el Oeste, como dice el cliché.

Ha pasado por manos hititas, frigianas, misianas, griegas, persas, romanas y otomanas. Pero la puerta de la Turquía moderna no se abrió hasta que los griegos invadieron Smyrna en 1919. Fue entonces cuando Mustafa Kemal organizó una resistencia paralela a la del sultán para combatir a los invasores. Cuando los griegos se marcharon de Anatolia en 1922, Kemal quedó consagrado como un héroe nacional. Se abolió el Imperio Otomano y se fundó la República de Turquía en 1923.

Desde entonces Kemal y su ´Kemalismo´ o filosofía renovadora anti-religiosa modernizaron la sociedad turca de pies a cabeza. Se creó una constitución, se instauraron códigos legales occidentales, se implantó el matrimonio civil obligatorio y el Islam dejó de considerarse la religión estatal. Se sustituyó el alfabeto árabe por uno latino y se ¨turquificaron¨ los nombres de varias ciudades: Constantinopla se rebautizó como Estambul, Angora como Ankara y Smyrna como Izmir. Las mujeres empezaron a votar y a tener presencia en el Parlamento en 1934. Kemal de hecho también ideó y aprobó una ley bastante curiosa: la obligación de que todos los turcos escogieran un nombre de familia además de su único nombre musulmán. Así, él trascendió a la historia como Atatürk (Padre Turco), nombre que actualmente figura en un gran número de las estatuas que presiden las plazas de muchos de los pueblos y ciudades de todo el país.

¨¿Çay?¨ (té), me ofrece un joven de facciones marcadas y ojos de carbón a la entrada de una terraza en Beyoğlu, uno de los barrios más de moda de la parte europea de Estambul. ¨¿Elma çayı içermisin?¨ (¿Té de manzana?), invita el dueño de un puestecito familiar junto al Valle de las Chimeneas de Hadas, cerca de Göreme, en Cappadocia. Mismo çay, misma hospitalidad: dos continentes. El país rezuma europeísmo en Estambul, Ankara y otras urbes que funcionan como ventanas al mundo globalizado. Pero subirse a un autobús y alejarse de İstiklal Caddesi rumbo a la Turquía profunda es descubrir que las tradiciones de Anatolia son presente y siguen vivas.

¨Muchos extranjeros creen que pueden actuar como en sus países, que no importa. Visten con tirantes y pantalones cortos y actuan de forma liberal. Yo soy joven y comprendo, pero hay cosas que siguen siendo una falta de respeto y que una turca nunca haría, ni en Diyarbakır ni en Estambul¨, confiesa Aybars, un ingeniero turco proveniente de Amasra, en la costa del Mar Negro.

Manteniendo el respeto siempre accesible en el bolsillo, como extranjero Turquía es una de las experiencias de viaje más completas y fascinantes. La hospitalidad de las extensas familias, el café turco y el baklava, un tipo de dulce árabe con versión turca, redibujan las percepciones de bazares, mezquitas y hammams. El cielo se confunde con la tierra en prodigios naturales como Pamukkale -¨castillo de algodón¨-, Cappadocia, las llamas que nunca se apagan de Olympos o las misteriosas cabezas de Nemrut. Las costas son las más irresistiblemente azules del Mediterráneo cerca de poblaciones como Fethiye, Ölüdeniz y Antalya, y los restos arqueológicos de Éfeso y Troya nos asoman a episodios históricos míticos.

Turquía puede ser lo que tú quieras que sea: es grande y diversa. En este sentido, algunos amantes del país determinan que hay muchas Turquías, y no les falta razón. Pero el esplendor de ese único concepto turco delata a un país que se te engancha al corazón, plantando hondo las raíces del querer regresar a su territorio con urgencia.

Huele a çörek otu, canela y comino en el Bazar de las Especias de la antigua Constantinopla. Camino entre la masa de mujeres y velos haciendo su compra y turistas llamativamente blancos para llegar a orillas del Bósforo, donde una barca en mitad de la urbe me vende un kebab de pez recién sacado del agua.

Mientras tanto, están sirviendo Döners en Frankfurt y Şiş en Bogotá…

~ by travelandramble on October 1, 2008.

3 Responses to “Turquía: El Ojo de Dos Continentes”

  1. Turquía transmite pasión

    Huele a mundo intenso, da la sensación de que siempre hay gritos, de que siempre hay momentos vibrantes

    Y quizás el mejor ejemplo sea un partido de fútbol de la Liga Turca. Coge un equipo cualquiera (a ser posible un Galatasaray o un Fenerbahce por aquello de plantilla y palmarés), un partido cualquiera y compra una entrada

    No creo que haya sitio donde se viva un partido de fútbol como en Turquía

  2. Yo también pienso que hay muchas Turquías.

    Turquía es un país que tiene mucho que ofrecer, en el que el turista se siente como en casa y en el que la hospitalidad de sus gentes es normalmente, moneda de cambio común.

    Si tuviera que recomendar un país para viajar, sería este.

    Un saludo.

  3. No he visto nunca un partido de fútbol en Turquía (siempre hay que dejar alguna excusa para volver), pero efectivamente la pasión no debe caber en el estadio…

    También me alegro de que compartas mi percepción de que Turquía tiene infinitas caras, Oski : )

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: