De Manglares y Caimanes

Everglades: el mar de hierba al sur de la Florida

Artículo publicado en La Guía del Golfo, Edición Marzo 2009

Si los parques temáticos son el cabello de la Florida –ondeando al viento, el reclamo más llamativo – y los cayos gaviota-y-manglaresla silueta de su garbosa figura, Everglades sin lugar a duda es el pulmón del estado. Florida respira gracias a todo lo que se extiende al sur del interminable y monótono Alligator Alley, ruta en la que muchos se adormecen al volante escuchando country.

Pero aunque su recorrido sea soporífero, el nombre de la carretera interestatal Alligator Alley delata a los amigos de espinazo verde que campan a sus anchas por el Parque Nacional de los Everglades. ¨Caimanes!¨ -señala un dedo índice. ¨Cocodrilos!¨ -apunta otro. Increíble pero cierto, Everglades es el único enclave del mundo donde cohabitan caimanes, habitantes de agua dulce, y cocodrilos, residentes de agua salada. Y junto a ellos muchos otros miles de especies vuelan, flotan o nadan en este gigante humedal.

El agua es el eje de esta compleja máquina natural, el ecosistema subtropical más grande de Estados Unidos. Everglades es así una vasta, ancha y lentístima corriente de agua que se extiende por más de 160 kilómetros, desde el lago Okeechobee cerca de Orlando hasta la punta más meridional del estado. Es un conjunto de ecosistemas interdependientes que abarcan hábitats tan distintos como pantanos de cipreses, bosques de manglares, praderas de pasto serrucho e islotes secos donde viven especies que no podrían sobrevivir en esta jungla de líquido, como la pantera de Florida y el venado. landscape-i

Memorias de un pantano
Los Everglades han cambiado dramáticamente a través de la historia. Originariamente eran mucho más extensos que hoy en día y abarcaban tres millones de acres. Los primeros habitantes de la punta sur de Florida, que llegaron a principios del siglo XX, drenaron gran parte del humedal construyendo viviendas y sembrando cosechas. Crearon también un sistema de canales para administrar el agua a las poblaciones y evitar las frecuentes inundaciones. Para cuando llegaron las primeras percepciones públicas sobre la importancia de preservar los microorganismos, flora y fauna de la zona, los Everglades ya habían empezado a menguar a pasos céleres.

Con afán de proteger los ecosistemas todavía intactos pero sin la intención de buscarse problemas con los pobladores, el gobierno decidió dividir los terrenos hasta ahora conocidos como Everglades históricos. La región norte fue designada Área Agrícola de los Everglades (EEA), donde hoy se cultiva caña de azúcar. La región central se nombró área de conservación hídrica, con un sistema de canales, presas y diques. Y la región sur se estableció como Parque Nacional de los Everglades en 1947.


fauna-iBiodiversidad y ecoturismo
A bordo de uno de los barcos más lentos que recorren los senderos acuáticos del Parque, el hombre barbudo y bronceado de mediana edad detrás del timón indica a los visitantes que miren a su derecha. ¨Hey John! Good old mate…¨, le dice a uno de los delfines que galopan las olas que genera el bote.

Unos piragüistas, a no demasiada distancia, observan atentamente los movimientos de una cigüeña y un grupo de peces pardos. Los Everglades, a tan solo una hora y pico de Miami, son hogar para más de 350 especies de aves, 200 tipos de peces, 120 tipos de árboles y 1000 tipos de plantas. Y entre ellos se encuentran 15 especies en peligro de extinción, como el manatí, la pantera de Florida, el águila calva americana, el caimán americano, varias especies de tortugas y la palmera bucanero.

Las ramificaciones del pantano son navegables, ya sea en canoa, kayak o barco, aunque es fácil perderse entre los incontables manglares. Junto a trozos de conchas y maderos flotantes, éstos forman pequeñas islas densas donde nidifican aves. Las islas de los Everglades son un ser vivo más: nacen, crecen y se reproducen velozmente. Este procedimiento dio nombre al área de las 10.000 islas, un Refugio Nacional de Vida Silvestre slow-speed1que se despliega donde la ciénaga se confunde con el océano.

Ecosistema amenazado
La destrucción lleva desafiando al Parque decenas años, principalmente a causa de ciclones y actividades humanas perjudiciales para las especies. El hidrodeslizador o airboat es un medio de transporte local no sólo escandaloso, como todo lo descuidadamente turístico, sino también ¨comevidas¨.

Fuera del Parque en Alligator Alley, ver asfalto pasar puede parecer la escena más tranquila e insulsa que se desea para una escapada. Sin embargo, esta impresión es sólo una máscara: kilómetros al sur los Everglades son todavía una de las tierras salvajes sin domesticar de América. Salvo a algún que otro vivaracho delfín apodado John, la intrusiva presencia humana no le alegra el día a muchas especies. Preservar los Everglades es una tarea en manos de todos para que Florida pueda seguir tomando bocanadas de aire.

~ by travelandramble on March 3, 2009.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: